Madre e hija humilla a una mujer obesa que esta probándose un vestido de novia, pero no creerás lo que hizo la jefa de la tienda.

Cuando los valores no son parte de la personalidad de una persona, esta tiende a humillar y ser cruel con facilidad, sobre todo, abusa de aquellos que tienen baja autoestima o un carácter muy dócil.

Anuncios

Afortunadamente también existen personas de buen corazón que no permiten este tipo de actos vengan de quien vengan y sin dudarlo, ponen un alto y hacen lo posible porque se entienda que todos somos iguales y merecemos respeto.¿Acaso es necesario que alguien más intervenga para hacerles ver a este tipo de personas que están cometiendo una injusticia?

Madre e hija humilla a una mujer obesa que esta probándose un vestido de novia, pero no creerás lo que hizo la jefa de la tienda.

Madre e hija humilla a una mujer obesa que esta probándose un vestido de novia, pero no creerás lo que hizo la jefa de la tienda.

¨Lo peor en la sociedad no es la ignorancia, lo peor es que con toda la educación del mundo se actúe como un ignorante.¨

En una tienda de vestidos para novia, se encontraba una joven subida de peso probándose con mucho entusiasmo un vestido para el día que tanto había soñado. Mientras que, del otro lado de la tienda estaba otra joven esbelta junto con su madre mirando los vestidos también para su día especial.

¿Cuánta estupidez e ignorancia en tan sólo dos cuerpos, no crees?Al mirar a la joven con kilos de más, no pierden la oportunidad para secretearse y burlarse de ella. La joven mimada, típica niña que siempre lo ha tenido todo menos educación, le comenta a su mamá que no entiende como alguien así puede encontrar a un hombre para casarse, mientras que su madre, de quien se hubiera podido esperar una respuesta más inteligente, responde: ¨no sabía que las ballenas también se apareaban¨.

Supuestamente las mujeres hablaban en tono bajo pero la joven había escuchado la conversación que mantenían sobre ella, a la que no pudo dejar de sentirse mal, humillada y pisoteada, tratando de escapar del lugar, deja el velo en las manos de la jefa de la tienda quien le ayudaba con el vestido, esta sin pensarlo dos veces la detiene y enseguida se acerca a la joven que se encontraba acompañada de su madre.

Anuncios

La jefa pide su nombre y retira el pedido. De la caja registradora saca un recibo y entrega a la joven. Sin exaltarse le dice que es el pago que había hecho por su vestido y que de manera inmediata se retire de su tienda porque se rehúsa a ayudarla, de lo contrario llamaría a la policía.-¨Si crees que encontrarás el vestido ideal en mi tienda estás muy equivocada¨, le dice la jefa de la tienda a la joven y esta si la menor educación le responde: -¨la equivocada eres tú pues ya lo he encontrado y he pagado por él, de hecho estoy por llevármelo¨.

Molesta por la acción de la jefa, la joven comienza a tirar todo de la tienda, no entiende porque a una semana de su boda la mujer ha hecho eso. La madre intenta intervenir diciéndole que el vestido ha sido diseñado particularmente para su hija, que como es capaz de anular algo que les ha costado tanto. Ante esto la jefa responde: -¨Me rehúso a ayudar a alguien que se cree más que los demás, que humilla y ofende y que no le importa lastimar los sentimientos de otras personas.

En mi tienda no deseo a ninguna novia que crea que no merece casarse por cómo se mira, en mi tienda no hay espacio para personas tan desagradables como ustedes y como aún conservo la información de la tarjeta de crédito de su hija, así que le informo que todos los destrozos serán cargados a ella, así que si no se retiran de mi tienda llamaré de inmediato a la policía.¨

Sin poder hacer más nada las dos mujeres se retiran furiosas de la tienda mientras que las demás clientas aplauden la acción de la jefa. Con lágrimas en los ojos la joven con unos kilitos de más, la abraza y le agradece que le haya defendido.

La jefa tiene una hija que sufre de la glándula tiroides como su clienta, y constantemente lucha contra su sobrepeso, pero esa lucha no es peor que la que hace a diario con las personas que la juzgan, señalan y critican sin saber que hay detrás.

¡Recapacitemos! La apariencia no nos hace mejor o peor que otros, nadie es perfecto y sin duda, todos merecemos respeto y un buen trato. Dejemos de señalar y creernos jueces, comencemos a amar y a mirar con los ojos del corazón.

¿Qué opinas del modo de actuar de la jefa? por favor deja tu opinión en los comentarios y si estás a favor no olvides apoyar con un pequeño like.

Anuncios