Con este remedio puedes evitar ser operado de hemorroides, debes empezar a hacerlo desde ya #Recomendado

Las hemorroides son un de los problemas que achacan a miles de personas que se produce cuando se inflaman las venas situadas en el recto, debido a una presión excesiva.

Anuncios

Las hemorrroides son bastante comunes durante el embarazo o tras un parto, aunque en la gran mayoría de  los casos tienen que ver con una especie de estreñimiento crónico.La hemorroide se trata de unas pequeñas almohadillas o cojinetes de tejido que, al estar rodeadas de pequeños vasos sanguíneos, suelen causar algún tipo de sangrados y dolor.

Con este remedio puedes evitar ser operado de hemorroides, debes empezar a hacerlo desde ya #Recomendado

Con este remedio puedes evitar ser operado de hemorroides, debes empezar a hacerlo desde ya #Recomendado

A veces no suelen ocasionar complicaciones graves, lo recomendable  es brindarles un tratamiento para controlar sus síntomas mas frecuentes síntomas y de esta forma acelerar su recuperación.

Para nuestra fortuna existen soluciones de origen natural que, tras ser aplicadas, contribuyen a aliviarlo sin riesgo de padecer reacciones adversas.

Anuncios

No 1. Áloe vera

El cristal que contienen las hojas de áloe vera es conocido por  tantas aplicaciones cosméticas y medicinales, en especial cuando se trata de  problemas de la piel.

Esta pulpa gelatinosa de efecto refrescante es excelente para las hemorroides, no solo para controla la inflamacion, sino porque  ayuda a frenar los sangrados y estimula su recuperación.

¿Cómo debes utilizarlo?

Extrae la pulpa de una hoja de aloe vera y ponla en el congelador durante un par de horas.
Cuando esté bien fría, aplícala sobre las hemorroides y déjalo actuar 20 minutos.
Enjuaga con agua templada y repite su uso dos veces al día.
No 2. Agua de hamamelis

Para nadie es un secreto que los tónicos naturales son  remedios antiinflamatorio que nos ayuda a controlar la comezón y dolor  que es ocasionado por las hemorroides.

Es muy fácil de utilizar, no es agresivo con la piel y sus efectos antioxidantes  ayudan a acelerar la recuperación de los vasos irritados.

¿Cómo utilizarla?

Debes poner a hervir el hamamelis en una taza de agua y, tras obtener una infusión, llévala al refrigerador hasta que se enfríe bien.

Humedece un paño limpio en el líquido y aplícalo sobre las áreas afectadas por esta condición.
Repite el tratamiento dos veces al día, hasta calmar la irritación.

Anuncios