Con esta conocida medicina, los dientes podrían repararse por si mismos. ¡Sensacional!… Nunca me imagine eso!

¿Se te ha roto alguna vez un trocito de un diente cuanto masticabas algo duro? Seguro que si alguna vez has tenido algún percance de este tipo sabrás que la solución siempre es acudir al dentista para que lo arregle y listo.

Anuncios

Hoy te mostramos un fantástico descubrimiento efectuado en Londres por el King´s College que se publicó en la revista Nature que muestra cómo una medicina contra el Alzheimer ayuda en el desarrollo de la dentina. ¿Quieres conocer los detalles?

Con esta conocida medicina, los dientes podrían repararse por si mismos. ¡Sensacional!… Nunca me imagine eso!

Con esta conocida medicina, los dientes podrían repararse por si mismos. ¡Sensacional!... Nunca me imagine eso!

Resulta que este fármaco contra el Alzheimer permite estimular el desarrollo de las células madre en la pulpa bucal, generando una dentina nueva que protege el diente, siendo innecesario un relleno.

Anuncios

En el momento que se daña un diente por infección o se astilla por una caída, una fina capa de dentina crece protegiendo el área perjudicada y sella el tejido interno. Aunque, con esta capa no se puede rellenar el orificio más profundo en el diente. Por esta razón, son los rellenos artificiales con cemento bucal.

Lo peor es que es común que las raíces bajo los rellenos se infecten, el cual terminan siendo sustituidos estos rellenos tras un tiempo, hasta que llega un punto que el diente no soporta más rellenos y debe extraerse.

Con este nuevo procedimiento, se usa una pequeña esponja de colágeno biodegradable que se pone en el orificio del diente, siendo el ingrediente clave el tratamiento para el Alzheimer “tideglusib”, un inhibidor de la enzima GSK-3. La enzima es lo que impide la formación de la dentina. Al final, tras pasar el tiempo, la esponja hecha de colágeno se degrada expulsando tideglusib, lo que genera grandes cantidades de dentina, y esta ocupa el espacio que ya antes ocupaba la esponja.

Sin embargo, esto solo ha sido probado en ratones, pero como este tipo de fármaco ya se usa en las personas, seguro pronto se empiece a probar en las mismas. Los científicos son optimistas y piensan que aun un daño a gran escala en el diente pueda ser tratado a través de este procedimiento, sobre todo en los casos en los que el tejido de goma ha muerto.

Si el inhibidor de GSK-3 se aprueba su uso en las personas, entonces ya los empastes y efectos secundarios serán cosas del pasado.

Anuncios