Apúrate!!! Mira este vídeo antes que lo eliminen de las redes sociales y #Comparte!

En el inicio de los tiempos el ser humano se ha esforzado consistentemente en descubrir curas para diversos padecimientos a través de plantas y remedios naturales, la cura tibetana del ajo es uno de ellos y en este especial le hablaremos de que se trata

Esta cura tibetana es una de las mas antiguas recetas medicinales, la cual inicio en  las comunidades budistas del Tibet, y su principal ingrediente es el ajo, el cual logra suministrar una cantidad considerable de beneficios a nuestro organismo, adicionalmente es una hortaliza fácil de encontrar ya que es utilizada principalmente en todas las cocinas para mejorar el sabor a las comidas.

Apúrate!!! Mira este vídeo antes que lo eliminen de las redes sociales y #Comparte!

Según una variedad de médicos experimentados y conocedores de la cura tibetan, afirman que es una terapia depurativa altamente efectiva en el tratamiento de múltiples calamidades de salud, como también es un excelente aliado para perder peso de una manera saludable y con muy pocas posibilidades de generar un efecto rebote.

BENEFICIOS DIRECTOS DE LA CURA TIBETANA DEL AJO:

Elimina los depósitos grasos acumulados en el cuerpo.
Contribuye a la prevención de la formación de trombos.
Ayuda a disminuir el colesterol “malo” (LDL) y aumenta el colesterol bueno (HDL).
Reduce los triglicéridos en sangre.
Disminuye la tensión arterial.
Mejora el funcionamiento del hígado y potencia la función depurativa.
Mejora el funcionamiento de los riñones y ayuda a combatir la retención de líquidos.
Mejora los problemas de circulación.
Potencia el sistema inmunológico y nos ayuda a subir las defensas.

ENFERMEDADES EN LAS QUE ES ÚTIL:

Artrosis.
Sobrepeso.
Problemas de audición.
Isquemia.
Problemas de vista.
Sinusitis.
Hemorroides.
Dolores de cabeza.
Gastritis.
Trombosis cerebral.
Reumatismo.

INGREDIENTES PARA PREPARAR LA CURA TIBETANA DEL AJO:

¼ de litro de alcohol de 70 grados para uso interno.
350 gramos de ajo.

PREPARACIÓN:

Pelamos los ajos crudos y luego machacalos bien. Seguido mezclalos con el alcohol y guarda la mezcla en un recipiente de cristal bien cerrado. A continuación lo llevas a la nevera por diez días. Pasado este tiempo filtraremos el líquido preparado, que puede adquirir un color verdoso, con una malla, tela o colador, lo meteremos de nuevo en la nevera y lo dejaremos tres días más de reposo. Luego de haber pasado ese tiempo estará lista la cura.

MANERA CORRECTA PARA TOMAR:

Primer día: 1 gota antes del desayuno, 2 gotas antes del almuerzo, 3 gotas antes de la cena
Segundo día: 4 gotas antes del desayuno, 5 gotas antes del almuerzo, 3 gotas antes de la cena

Tercer día: 7 gotas antes del desayuno, 8 gotas antes del almuerzo, 9 gotas antes de la cena
Cuarto día: 10 gotas antes del desayuno, 11 gotas antes del almuerzo, 12 gotas antes de la cena

Quinto día: 13 gotas antes del desayuno, 14 gotas antes del almuerzo, 15 gotas antes de la cena
Sexto día: 15 gotas antes del desayuno, 14 gotas antes del almuerzo, 13 gotas antes de la cena

Séptimo día: 12 gotas antes del desayuno, 11 gotas antes del almuerzo, 10 gotas antes de la cena
Octavo día: 9 gotas antes del desayuno, 8 gotas antes del almuerzo, 7 gotas antes de la cena

Noveno día: 6 gotas antes del desayuno, 5 gotas antes del almuerzo, 4 gotas antes de la cena
Décimo día: 3 gotas antes del desayuno, 2 gotas antes del almuerzo, 1 gota antes de la cena

Un comentario